Reseña de ‘Hunted by the snake’ en El Tubo (mayo 1990)

Crítica publicada en el periódico musical El Tubo firmada por Tito Ponzoña.

***

CANCER MOON.
“Hunted by the snake”. Lp.
Polar

Cargados de turbantes, tonos desenlazados, y serpientes venenosas los Cancer Moon coagulan sus primeras fechorías en “Ramblin“, que dispuesta y asistida por acordes que hinchan como latigazos, venera el primer desenlace de Hunted by the Snake.

Tell me the secret” es la cascada estratosférica, la visión ácida de un sueño desprendiendo olores en el cual la percepción es solamente tuya. La posterior viñeta sónica casca más que desoladamente, hende aún más sulfato que se provee ya de un ambiente enrarecido y somnifaciente. “Cruella devil” es de sonido más cruel y fehacientemente acérrimo, y la base rítmica es sólida, como una viruta, y se tiñe tan vigorosa como el hierro que se funde. “Round…” es la chispa, la caldeada sangre que fluye viciada y descarnando como a girones el mórbido esqueleto.

Call it fire” (sic) es la pulsación de un incógnito timbre que mimbrea tan febril como armoniosamente. “Jimi Jimi” es el desgarro, la fría virulencia de un personaje tan desquiciado como de vena partida. “X Member” desertiza, corta las fibras más Intimas y sonroja al más desinhibido. “Yellow Telephone” es la raga que explota más tímidamente y fluye como un escondido candor pero sin parar de expulsar lava. “Desert in the girl” profetiza en un tono atrayente pero traidor y lava el cerebro con profusión a menos de que te diluyas como por un suicidio. “Voice of the sax” es la invasión final, la nota oculta que salta tras de la arena estrujándose con profundas acidificaciones.

Y propulsados por un motor que desborda y calcifica de tonalidades siempre por descubrir, mengua este chispeante Hunted by the Snake. Aquí quedan reflejadas todas las estimulaciones ultrasensoriales que ha producido en un fan como yo, esta música tan profana como inquietante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.