Correspondencia entre Eduardo Ranedo y Jaime Gonzalo en Ruta 66 n.º 60 (marzo 1991)

Sección Correo de Ruta 66 n.º 60

La sección «Correo» de Ruta 66 n.º 60 abría sorpresivamente con una carta dirigida nada menos que por Eduardo Ranedo —quien más adelante se convertiría en uno de los colaboradores más importantes de esta revista—, en la cual pedía explicaciones por una supuesta intriga surgida en torno a las diferencias que existían entre Cancer Moon y Jaime Gonzalo a raíz de la grabación de Hunted by the snake: Josetxo y Jon decían estar bajo un veto en las páginas de Ruta 66, ordenado por su codirector (el propio Jaime). Esta acusación había sido hecha pública en las páginas de Rockdelux dos meses antes. Poco plausible, por otro lado, si se observa la sección de prensa de esta web. Entre ambos escribas la sangre no llegó al río, pero no por ello deja de ser históricamente interesante este diálogo epistolar entre los sres. Ranedo y Gonzalo.

***

«Amigos de RUTA: Me gustaría comenzar diciendo que lo que voy a decir no es más que el reflejo de un estado de animo. Leo Ruta desde el nº 0, y aunque no sea más que un aficionado al rock, sin que crea tener suficientes conocimientos sobre la materia que pudieran convertirme en crítico del trabajo de los demás, sólo por el hecho de haberme leído más de 60 números de vuestra revista, supongo que merezco la oportunidad de decir algo. Mi costumbre es comprar sólo una revista de rock, ésta. Por circunstancias que no vienen al caso llegó a mis manos otra, más veterana que la vuestra pero no por ello (para mí, al menos) con mayor credibilidad, que, curiosamente, me abrió los ojos sobre una cuestión: el tema Cancer Moon y su veto en RUTA 66. Desde que el disco salió, los miembros del grupo han manifestado varias veces su disconformidad con el trabajo del productor de dicho LP, Jaime Gonzalo. A simple vista parece que esto les ha supuesto quedar vetados en la revista. Bien, ya he dicho que no soy sino un fan del rock’n’roll y como tal hablo. Por un lado, J. Gonzalo, que yo sepa, no ha opinado (al menos cara al lector) sobre el tema, con lo cual, si es cierto el veto, veo cierta cobardía o ¿soberbia? (por aquello del lugar privilegiado que ocupa la dirección de la revista, con las sospechas de posible manipulación, el que se mueva no sale en la foto, clientelismos…). Creo que es justo pedir una explicación del propio Jaime. Pero es que por otro lado el disco me parece muy bueno, desde el primer día y lo mismo hoy al oirlo mientras escribo esto, encuentro muy difícil sacar más de esas canciones, y siendo Jon Zamarripa un buen músico (no olvidemos el disco de los Raros, por favor), no creo que le sea tan importante tocar sentado o tumbado (Jaime sabe de que hablo) y además las 2 canciones de «Worst around», no producidas, creo, por J.G., no me parece que aporten nada que no se viera ya en el disco. Todo ésto ¿para qué?. Yo no he tenido hermanos mayores que me pusieran a los Doors ni a la Creedence, no he tenido ni a Kent ni a Manoeuvre ni a Lester Bangs, poco a poco, muchas veces gracias a vosotros, he ido encontrando grupos y confiando en ciertos músicos y críticos; y ésto ahora no me cuadra. No me parece que la manera de acallar una critica sea censurarla (¿a RUTA sí?), ni tampoco que la culpa de que «Hunted by…» no sea mejor disco (¿mejor?) se le pueda echar por el morro a J.G. Quizá haya comportamientos infantiles en el mundo del rock, quizá hasta los lectores que escriben a las revistas se porten como niños con rabieta. Puede. Ahora no espero que mi opinión se comparta pero si que al menos se respete. Un saludo y a seguir. Feliz 5º aniversario.

P.D.: Me gustaría no tener que comprar otra revista para leer noticias de buenos grupos de rock non gratos.»

(Eduardo Ranedo, Bilbao)

El supuesto veto a Cancer Moon no existe, por mucho que el grupo se empeñe en pensar lo contrario. Si ejerciésemos la censura con ellos no se habría informado puntualmente de sus actividades discográficas (reseñas —positivas— de las aportaciones de CM a recopilatorios como «The Worst Around» o la cassette del fanzine Mamorro) ni de la colaboración de su batería en el próximo LP de los Bichos, únicos hechos realmente destacables en la reciente trayectoria de la banda. En cuanto a su disconformidad con mi co-producción me parece justo que así lo manifiesten… aunque lo hayan hecho con maneras poco nobles. Están en su derecho. Pero eso no justifica que confundan la imparcialidad informativa —no son ni el único ni el mejor grupo vasco que hay ahora mismo— con un trato discriminativo por parte mía o de la revista. Son una buena banda, con bastantes posibilidades y una oferta musical interesante como ya se manifestó en RUTA en su momento —un extenso artículo y la correspondiente crónica del LP, publicados cuando ya sabía de unas críticas a mi labor en el disco que CM nunca ha tenido el valor de discutir cara a cara— por eso me parece lamentable que tengan que hacer uso de chiquilladas como la polémica que nos ocupa para llamar la atención. Espero que esto sirva para aclarar las cosas. Y déjame decirte que mal te veo si para estar informado has de fiarte de otra revista que, con respecto a RUTA, tardó diez meses en enterarse de que CM existían. Tu eliges.

(Jaime Gonzalo)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.